LOCAL

Ratifican condena a militar (R) por secuestro y homicidio de nueve vecinos de Renca

En sentencia de segunda instancia, tras haber sido condenado en noviembre de 2018, la Corte de Apelaciones de Santiago ratificó el cumplimiento de 15 años y un día de presidio para el oficial de Ejército en retiro Donato López Almarza, en calidad de autor de los delitos de secuestros calificados y homicidios calificados de nueve vecinos de la Población Nueva Matucana.

En sentencia de segunda instancia, tras haber sido condenado en noviembre de 2018, la Corte de Apelaciones de Santiago ratificó el cumplimiento de 15 años y un día de presidio para el oficial de Ejército en retiro Donato López Almarza, en calidad de autor de los delitos de secuestros calificados y homicidios calificados de nueve vecinos de la Población Nueva Matucana.

Con un fallo unánime de la Cuarta Sala del tribunal se confirmó la sentencia ya dictada previamente por el ministro en visita Mario Carroza. Los hechos ocurrieron el 23 de septiembre de 1973 en el contexto del golpe militar. Donato López Almarza, quien comandaba un destacamento del Regimiento Yungay de San Felipe que permanecía acuartelado en el Internado Nacional Barros Arana (INBA). Esa madrugada, funcionarios de Carabineros allanaron domicilios de la población Nueva Matucana, dirigidos por los capitanes de Ejército Mario Caraves Silva y Jorge Turres Mery, bajo el mando superior de López Almarza. 


En el operativo fueron detenidos los pobladores Álvaro Acuña Torres, Miguel Moreno Caviedes, Guillermo Arriagada Saldías, Sergio Aguilar Núñez, Carlos León Morales, José Machuca Espinoza, Domingo Gutiérrez Aravena, Osvaldo Cancino Muñoz y José Alfredo Vidal Molina, todos ellos trasladados al INBA y posteriormente a la ribera del Río Mapocho, donde siete de ellos fueron ejecutados bajo la orden de Caraves y Turres. Los cargos por Osvaldo Cancino y José Molina corresponden a delito frustrado de homicidio calificado y secuestro calificado, respectivamente.


Pese al avance que constituye esta sentencia en materia de verdad, justicia y reparación de las graves violaciones a los derechos humanos cometidas en dictadura, a su vez el fallo dictó el sobreseimiento definitivo del condenado Jorge Turres Mery por enajenación mental.


Según consigna T13.cl, el fallo sostiene que Jorge Turres, padre de la ex diputada por la décima región Marisol Turres (UDI), “a esta fecha se encuentra en una condición de enajenación mental, por cuanto padece de demencia por Alzhaimer (…) y por tanto está incapacitado para comprender lo antijurídico de su actuar y auto-determinarse conforme a derecho”.


En la sentencia previa de 2018, y gracias a la investigación del ministro Mario Carroza, José Turres había sido condenado a 5 años y un día de presidio por su participación como cómplice de los mismos delitos. A su vez, el Fisco fue condenado a pagar una indemnización total de 440 millones de pesos a los familiares de las víctimas.


Una oscura ‘trayectoria‘


De acuerdo a la información publicada en el portal Memoriaviva.com, Donato López Almarza posee un amplio prontuario de violaciones a los derechos humanos y cumple condena en Punta Peuco desde el año 2010. Es responsable, entre otros, de los homicidios calificados de Carlos Fariña Oyarce, Víctor Vidal Tejeda (ambos menores de edad en octubre de 1973) y el joven Héctor Araya Garrido (20 años) en La Pincoya.


Entre sus víctimas fatales también se encuentra el sacerdote español Joan Alsina Hurtos y la desaparición de Pablo Ramón Aranda Schmied y José Lucio Bagús Valenzuela, detenidos en un operativo en el Hospital San Juan de Dios. López Almarza es igualmente responsable de los homicidios de Hugo Araya González y Marta Vallejo Buschmann, quienes perdieron la vida en el brutal sitio de la ex Universidad Técnica del Estado, hoy Universidad de Santiago de Chile.

A %d blogueros les gusta esto: