SOCIEDAD

Pura nostalgia: Las micros amarillas más recordadas de Renca

Siguiendo con nuestro especial del Día del Patrimonio en casa, donde ayer te mostramos la evolución de algunos lugares icónicos de Renca, hoy te traemos un breve recuerdo de nuestras antiguas líneas de transporte que operaban en la comuna.


Pero antes de cortar boleto, te invitamos a ponerte en la atmósfera con la siguiente playlist que hemos preparado con algunas clásicas canciones que escuchábamos al subirnos a una amarilla.

682 Renca – La Florida


Variante de la extinta linea 47 que circuló hasta 1992. Era la mejor opción para acercarse al terminal de buses, por lo que en época estival no era raro ver a grandes grupos familiares cargados de bolsos y hasta con mascotas arriba de la micro. Dentro de la comuna se acostumbraba a pedir una rebaja al chofer, el típico “me lleva por 150 a la Plaza”, lo que provocó en ocasiones problemas cuando se subían los inspectores a revisar los boletos.

Pese a que en los últimos años sus “joyitas” ya demostraban el paso del tiempo con el mal funcionamiento de timbres y puertas, seguían siendo las más rápidas en cruzar General Velázquez.

666 Renca – Macul


La mítica 666 era evitada por muchos renquinos por superstición, debido a la asociación de su número con cuestiones demoníacas o apocalípticas.

Más allá del alcance numérico, era conocida entre los empresarios microbuseros por la mala suerte que les traía esta línea en particular. Prueba de esto es que sus maquinas eran en su mayoría antiguas y estaban en muy mal estado. Varias de ellas eran apodadas como “Transformers”, debido a que estaban reconstruidas después de accidentes o con partes de otras máquinas dadas de baja, que no siempre coincidían en sus líneas estructurales. Eran el campo de pruebas del ingenio de los mecánicos y desabolladores chilenos.

Más allá de las desgracias, era la preferida por los hinchas que se dirigían o volvían a la comuna desde el Estadio Nacional. Su garita estaba ubicada en el sector de Valle de Azapa.

142 Huamachuco – Santa Olga


Por años, la linea preferida de los habitantes de la zona de Huamachuco. A principios de los 2000s la mayoría de sus máquinas eran del tipo “liebres”, que se abrían paso con facilidad dentro de la congestión de la ciudad.

Era muy utilizada los fines de semana, ya que era ideal para llegar al centro o a la zona del Persa Bío-Bío con un solo pasaje. Cuando este recorrido desapareció el sector quedó con muy mala conexión dentro de la comuna. En la imagen, un bus del carrocero brasileño Maxibus. Su garita estaba ubicada hacia el final de la calle Fresia, frente a lo que hoy es el paradero de la B01, B17, B28 y B24 de la empresa Redbus.

128 Puente Alto – Renca


Conocido por ser un recorrido rápido para cruzar Santiago sin usar el Metro, era común que en los fines de semanas las abordaran cientos de barristas de Colo Colo, ya que pasaba cerca del estadio Monumental.

Siempre con gente colgando en las puertas en hora punta, sus “colleras” por Vicuña Mackenna eran algo similar a una experiencia en Fantasilandia. Velocidad, cunetazos y adelantamientos peligrosos, una locura total. La mayoría utilizaba las fiables motorizaciones Mercedes Benz, de ahí quizás su velocidad.

132 Macul – Renca


La 132 era una de las líneas más queridas y utilizadas de Renca, conocida por sus máquinas siempre muy modernas y limpias. Su salida de la comuna era por la calle Jorge Hirmas hacia Mapocho, lo cual ahorraba bastante tiempo a las personas que se movilizaban hacia el Centro de Santiago.

Conocidos eran sus recorridos nocturnos con el letrero modificado, donde se hacía hincapié en que sólo llegaba hasta la Alameda. En la imagen vemos un 132 de la marca Cuatro Ases rodando por calle Bandera junto a la Bolsa de Comercio. El fabricante de carrocerías Cuatro Ases – en una época en que no era raro que incluso se exportaran buses – tenía su planta en la comuna de independencia y entró en quiebra el año 2003.

623 Puente Alto – Cerro Navia

Previamente conocida como Puente Alto – Renca hasta su desaparición. Volvió a operar el año 2006 con su recorrido extendido hasta Cerro Navia, conectando Renca con dicha comuna. dado que por esos años no había ninguna línea que atravesara el puente Resbalón.

Pese a ello, el regreso de la 623 no fue exitoso ya que sus colleras – la rápida 626 o 128 – se llevaban la mayoría de pasajeros, por lo que era común ver micros vacías incluso en hora punta. Su punto negativo es la poca disposición de sus conductores a llevar escolares, a los cuales en más de alguna oportunidad dejaron con la mano estirada o derechamente hicieron bajar, para subir a quienes pagaban pasaje completo.

136 Renca – Las Industrias


La más rápida de todas las que transitaban por la comuna era la 136, recorrido operado por Quilical, empresa también encargada del ex-Metrobus MB-44. A partir de 2004 y casi como un presagio de lo que se vendría, pintaron todas sus micros de color blanco y verde con hojas dibujadas en su parte trasera.

Se destacaba por tener en sus filas algunos buses que utilizaban gas natural y otros que cumplían la norma de contaminación Euro III (la máxima para la época). Gracias a que casi todos los buses contaban con chasis Volvo B10M, estas máquinas literalmente volaban para transportar a los renquinos a través de la capital.

Metrobus MB-40


Los Metrobús son una variante olvidada y con muy pocos recorridos en la actualidad (sólo quedan algunos en el sector sur de la capital). Ideados originalmente para extender la red del Metro, contaban con una tarifa considerablemente mas barata que las micros amarillas, convirtiéndose en la favorita de muchos vecinos para moverse al centro de Santiago y viceversa.

Eran conocidas por tener los primeros cobradores humanos, que iban en una pequeña caseta atrás del asiento del chofer y por su mal olor, debido a que por algún motivo eran limpiadas en su interior con petróleo.

El punto negativo es que se demoraban más, ya que transitaba por Salomon Sack y Olivos, donde generalmente habían largos tacos. La MB-44 es antecedente directo de la hoy archi-conocida, por muchos querida – pero por muchos más odiada – 408 del Transatiago.

321 Renca – Las Condes


Servicio operado por Transportes Phoenix y luego por Quilical, que como ya lo mencionamos, pintaron de blanco y verde sus máquinas. Esta línea estaba pensada como una suerte de “expreso”, conectando la comuna con el sector oriente de la capital.

Debido a la gran cantidad de pasajeros que movía, era común subir por atrás y hacer correr de mano en mano la plata del pasaje, regresando el boleto y el vuelto intacto. Por sus asientos acolchados y bajo nivel de ruido, eran ideales para tomar siesta después del trabajo. Como se dirigía hacia Providencia, Vitacura y Las Condes era conocida popularmente como “la micro de los oficinistas” o “micro de los cuicos”.

Fue unas de las primeras en implementar – junto a su compañera – 136 el uso de uniforme para sus conductores con camisa, corbata y una pintoresca gorra. Su equivalente actual es la 410, aunque con mucho menos recorrido.

140 Renca – Los Morros


Por años fue el recorrido mas largo que tuvo la comuna. Este servicio atravesaba literalmente el Gran Santiago, llegando hasta las cercanías del puente Los Morros en la comuna de Pirque. Su flota se caracterizaba por estar altamente “enchulada” por dentro y fuera. La mayoría contaba con parrilla en su techo ya que no era raro que hicieran viajes especiales a la playa o regiones.

En la imagen se ve una clásica Metalpar Petrohué, una de las primeras que contó con caja automática. El entusiasmo se hizo humo al poco tiempo, ya que la nula capacitación de los choferes y mecánicos en este tipo de cajas, terminó diezmando la cantidad de buses que estaban en condiciones de circular.

418 Renca – Irarrázabal

Servicio que conectaba Renca con Peñalolén, caracterizado por el bajo nivel de modificación estética de sus buses. Su principal fortaleza era la frecuencia a la que pasaba, cada 7 u 8 minutos.

Otras micros amarillas que transitaban por la comuna eran:

123 Huamachuco – Santo Tomás
142 Huamachuco – Santa Olga
681 Renca – Puente Alto
127 Carolinos – Renca
128 Puente Alto – Renca
130 Renca – La Florida
132 Macul – Renca
133 Macul – Renca
134 La Florida – Renca
136 Renca – Las Industrias
137 Magdalena – Renca
138 Renca – Angelmó
140 Renca – Los Morros
144 Renca – Lo Espejo
307 Maipú – Renca
321 Renca – Las Condes
607 Renca – El Parral
623 Renca – Puente Alto
626 Renca – Gabriela
681 Puente Alto – Renca
682 La Florida – Renca
698 Los Paltos – Renca
706 Renca – Maipú
MB-40 Puente Cal y Canto

Después del gran paro de transporte de 2002 el entonces Presidente Lagos, con la intención de disminuir el poder de los grandes empresarios de microbuses, como Demetrio Marinakis y como una forma de “modernizar” el sistema, que para entonces se había vuelto peligroso, contaminante y poco integrado con el Metro, impulsó el famoso plan Transantiago.


El 10 de febrero de 2010, finalmente, entraron en servicio los nuevos recorridos alimentadores y troncales, que junto a la expansión del Metro, pasaron a ser la columna del transporte público en Santiago. Si bien las amarillas dejaron de transitar, no han desaparecido del recuerdo colectivo.

A %d blogueros les gusta esto: