FOTOREPORTAJES

Cuando éramos felices: a cinco años de la primera Copa América

Un momento histórico que se vivió con gran felicidad en las calles de la comuna, en este registro inédito de Rodrigo Saavedra.


Terminaba el partido y con un gol de penal de Alexis Sánchez, Chile era el campeón de América en 2015. Abracé a mi madre frente al televisor, recordando a mi viejo, apasionado por el fútbol, y cómo le hubiera gustado vivir este momento. Luego de unos minutos salí de la casa con mí cámara buscando la avenida más cercana.


Al llegar a Balmaceda me encontré con mis amigos y vecinos, todas esas generaciones con las que jugué a la pelota desde niño en la calle Arturo Prat y otras de Renca. Por entonces corríamos con las zapatillas rotas, usando ladrillos y piedras para hacer los arcos. Jugando con esas pelotas de plástico que valían cien pesos, supimos lo que era tener costras en las rodillas. No importaba la lluvia ni los autos que al pasar nos cortaban el partido, para nosotros era un repleto Estadio Nacional gritando nuestros goles.


Entre los cientos de renquinos que estaban en la avenida celebrando estaba el Ale, un vecino y amigo desde que tengo noción. En nuestras pichangas de barrio éramos árbitro, arquero y delantero a la vez. El sueño en ese entonces era ser jugador de la Selección Chilena y levantar una copa, así que nos inscribimos en un club amateur, pero nuestro talento nunca prosperó más allá de las Siete Canchas. Veinte años después volvíamos a celebrar un triunfo, él con su bombo y yo con mi cámara.

A %d blogueros les gusta esto: