PATRIMONIO REPORTAJES

Listado completo: Las poblaciones de Renca a las que la Dictadura les cambió el nombre

Imagen de cabecera: Archivo Chile


Hacia finales de la década de los 50’s, Renca seguía siendo un sector semi-rural en las afueras de Santiago, con parches urbanos carentes de servicios rodeados de zonas agrícolas. Sin embargo, la situación cambió rápidamente en los años siguientes, debido a un rápido proceso de expansión urbana tanto de asentamientos formales como de poblaciones callampas en los alrededores de las grandes ciudades.

Usualmente ubicados en terrenos baldíos al costado de acequias, a estos barrios irregulares solían llegar personas de escasos recursos desde el centro de la ciudad y desde las provincias, sobre todo en una época de fuerte presión migratoria del campo a la ciudad. A estos se agregaban, aunque en menor medida, pobladores “sin casa” de la propia comuna de Renca. Agrupados en comités o al alero de sindicatos o partidos políticos de izquierda, quienes los incluían en sus estrategias de vinculación con los sectores populares, los habitantes solían nombrar a las tomas guiados por dichas afinidades.

Imagen referencial Campamento Nueva Habana, 1970 – Archivo Chile

De ahí la emergencia de las tomas “Ramona Parra”, “Vietnam Heroico”, “Venceremos”, “Fidel Castro” o “Carlos Marx” en distintas comunas de Santiago y de las capitales regionales, que reflejaban no sólo la militancia o simpatía de sus pobladores, si no también el momento histórico y político que vivía nuestro país.

Tras subvertir el orden Constitucional el 11 de septiembre de 1973, la Junta Militar entregó en los días siguientes una serie de decretos e instrucciones con el fin de terminar definitivamente con la Unidad Popular y hacer desaparecer todos los símbolos que pudieran recordarla. Para esto se valieron de todo tipo de acciones violentas, desde la ejecución, el encarcelamiento y la tortura, pero también de la quema de libros, la destrucción de espacios comunitarios, el borrado de murales o, como detallamos aquí, en el cambio de nombre de poblaciones y calles que tuvieran relación con la izquierda política.

Respondiendo al bando n°25 y al decreto n°418 de la Junta, los municipios debían identificar y reemplazar cualquier referencia toponímica considera peligrosa para el régimen. En esa línea, apenas unos meses después del Golpe, el alcalde designado de Renca Luciano Espinoza Canelo emitió un oficio destinado al Comandante de la Guarnición de Santiago que señalaba:

En conformidad a lo ordenado por usted en comunicación telefónica, cumplo con informar que se ha estimado cambiar el nombre a las siguientes poblaciones y calles de la comuna, para eliminar cualquier vinculación o recordación de hechos, fechas y personajes vinculados con el marxismo. (…) Eso es todo cuanto puedo informar. Saluda atentamente Luciano Espinoza, Alcalde.

A continuación entregamos la lista completa de los cambios de nombres a campamentos y poblaciones de Renca en Dictadura, junto a una breve reseña de la historia de éstas.


Fundado el 11 de agosto de 1973 por pobladores en su mayoría del sector Cerro Colorado, el Campamento Camilo Torres fue nombrado en honor del famoso cura guerrillero colombiano, muerto en combate en 1966.

Apenas un mes después, con el Golpe, la población sería objetivo de constante represión por parte de militares y varios de sus vecinos fueron detenidos en el Estadio Nacional.

Cumpliendo con las órdenes dictadas por la Junta Militar en el decreto ley 418, se cambió el nombre del campamento por el de Robinson Rojas, en memoria del cabo de Carabineros asesinado por desconocidos el 15 de septiembre de 1973 en las cercanías del Canal La Punta. La población mantiene dicho nombre hasta la actualidad.

La Nacionalización de la gran minería del cobre fue todo un acontecimiento para la época, que al poco tiempo quedó inmortalizado en canciones, murales y en nombres de lugares. Uno de estos fue el Campamento Cobre Chileno, ubicado en calle Angamos casi al llegar al cerro. Mismo nombre recibieron barrios en Tocopilla, Peñalolén, Rancagua, Puerto Montt y otras localidades del país. Con la dictación del oficio n°48 por parte del Alcalde designado de Renca, este optó por una variación ligeramente menos politizada, pasando a llamarse simplemente como la Villa El Cobre.


En la misma línea fue bautizado el Campamento 11 de Julio, rememorando el día en que se aprobó por unanimidad la Ley de Nacionalización del Cobre y la Creación de CODELCO. Por órdenes militares fue renombrado como Villa Manuel Rodríguez, un nombre de justificación sencilla, dado que se ubicaba a ambos costados de dicha calle. Paradójicamente, en los años venideros la figura del político y guerrillero de la Independencia se convertiría en un ícono de diversos grupos en su lucha contra la dictadura.

Archivo Población Primero de Mayo, autor desconocido


Una historia más conocida es la del Campamento Primero de Mayo, formado precisamente en el día Internacional de los Trabajadores de 1969, cuando cerca de un millar de personas organizadas al alero del Partido Comunista se tomaron los terrenos pertenecientes al fundo El Carmen de Renca. Para evitar la represión policial, mantuvieron en secreto hasta último minuto la ubicación del terreno que sería tomado y organizaron una marcha hacia el centro de Santiago con la intención de distraer a los Carabineros de la 7ma comisaría. Tras engañar con éxito a la policía, montaron un precario asentamiento con palos y frazadas que con el tiempo se terminó convirtiendo en la población tal cual la conocemos hoy.

Inmediatamente después del 11 de septiembre, la Primero de Mayo fue una de las poblaciones que más sufrió la persecución de los órganos represivos de la Dictadura, con numerosos casos de detención y tortura entre sus vecinos. También se mantuvo un permanente acoso policial y militar sobre las juntas de vecinos, ollas comunes y organizaciones religiosas, al punto de incendiar la capilla del barrio en 1978. Cuatro años antes, la población había sido designada como Huamachuco I.

Pese a que popularmente se cree que el nombre llegó recién en tiempos de Dictadura, lo cierto es que el sector ya figuraba con ese nombre en mapas de la ciudad de Santiago desde los años 40’s. De hecho, la otra mitad de la población Huamachuco (las actuales II y III, además de la Villa La Viñita) fue parte de Quilicura hasta el año 1978.

Donde sí dejaron marca los militares fue en la Escuela Pública E-340, que en 1988 pasó a llamarse Escuela Coronel Alejandro Gorostiaga en honor, justamente, del vencedor de la Batalla de Huamachuco.

Izquierda Guevarista de Chile compartió una publicación en Instagram:  "Fotografia: Escenario montado en el "Campamento Lenin" (… | Fotografia,  Instagram, Campamento
Imagen referencial, autor desconocido


También en los terrenos de la Viña El Carmen, específicamente en el solar ocupado por la casa patronal de la familia Retamal se levantaron los Campamentos Vladimir Lenin, también conocido como Campamento Las Palmeras y el Campamento Carlos Marx, ubicado a escasos metros del anterior. Ligados políticamente al MIR, sus pobladores solían sumarse a los grupos de choque de la Unidad Popular en las marchas, portando cascos, bastones y brazaletes característicos del mirismo.

Por esta razón sus pobladores se ganaron el respeto y temor de otros grupos, quienes veían en el Campamento Lenin un lugar donde se ejercía la lucha revolucionaria armada. Esta reputación, a su vez, le colocaba a ojos de los militares como un foco de subversión, por lo que debía ser rápidamente intervenido

En efecto, la población fue violentamente allanada el 14 de septiembre de 1973 por efectivos del Ejército, quienes llevaban órdenes de tomar detenidos a los coordinadores de la toma y destruir todo tipo de material gráfico, literario o musical vinculado al marxismo. Sin embargo, los líderes ya habían abandonado el lugar tras enterrar los libros, lienzos y banderas con los que podían ser inculpados.

Meses después una unidad del Regimiento Buin regresó para un nuevo allanamiento antes al amanecer, acorralando a todos los hombres en una cancha del lugar a punta de fusil, para luego proceder a una inspección casa por casa. En este operativo varios pobladores fueron tomaron detenidos y tratados con severidad, siendo golpeados constantemente y recibiendo castigos aleatorios en forma de violentas descargas eléctricas. Posteriormente fueron dejados en libertad, bajo expresas amenazas de que a la próxima no tendrían la misma suerte.

Destruido todo tipo de liderazgo en ambas tomas, las nuevas autoridades procedieron con la eliminación de toda referencia política. Mientras que el Campamento Lenin o Las Palmeras fue rebautizado como Balmaceda, su par Carlos Marx recibió el nombre de Villa El Álamo. Ambos se irían disolviendo con el paso del tiempo y debido a que el terreno había sido ocupado como relleno de escombros, no se podían construir ahí viviendas definitivas, transformándose el lugar en un sitio eriazo.

En este lugar se encuentra el actual Parque Las Palmeras, cedido a la municipalidad de Renca en 1984.

La Revolución Cubana fue otro de los referentes del MIR y su movimiento poblacional a la hora de nombrar barrios y calles. El Campamento Santiago de Cuba de Renca fue un ejemplo de ello, ubicado a escasos metros del Río Mapocho. Tras el Golpe recibió un nombre más patriótico, Villa Arturo Prat, que aún conserva.


Una historia similar tiene el Campamento Fidel Castro, que se convirtió en la población El Damascal . y el Campamento 26 de Julio, llamado así en referencia directa a la toma del Cuartel Moncada, que pasó a ser conocido como el Campamento El Mirador.

VIDEO: A 51 años del Campamento Lenin en Talcahuano | Resumen.cl
Imagen referencial, Periódico Resumen de Concepción


Haciendo referencia al atrevido periódico de izquierda, el Campamento Puro Chile se formó en un terreno ubicado entre el Cerro Chico, donde se obtenía leña y chaguales y el Canal La Punta, que hacía a la vez de baño y lavandería comunitarios. Aunque el paño agrícola ya estaba siendo ocupado por algunas familias desde 1968, recién dos años después los pobladores se agruparon de manera oficial, con un comité ligado al Partido Comunista.

Conocido por su tono satírico y lenguaje informal, el Puro Chile se convirtió en uno de los diarios de mayor alcance y popularidad entre los obreros de izquierda, llegando a bautizarse 4 campamentos de Santiago en su honor. Tras el golpe, las nuevas autoridades designadas tuvieron la cortesía de preguntar a los vecinos por el nuevo nombre que llevaría la población, optando finalmente por el de Villa El Esfuerzo, por el que es conocido hasta nuestros días.

Según la leyenda, debido a diferencias en la conducción política del campamento, los militantes de la hoz y el martillo expulsaron del lugar a sus pares del Partido Socialista, quienes se agruparon en su propio Comité De Los Sin Casa, pasando a ocupar un sitio aledaño llamado El Naranjo (no confundir con la actual Villa Los Naranjos, en calle Balmaceda). Estas 51 familias serían el núcleo de la actual Villa General Vergara.

La familia presidencial también recibió diversos homenajes y muestras de respeto por parte de los pobladores en diversos rincones del país, especialmente entre los simpatizantes del Partido Socialista. Uno de ellos fue el Campamento Laura Allende, hermana menor del Presidente y Diputada del PS por Talagante. Un año después del inicio de la Dictadura se cambió su denominación a Cooperativa El Cortijo, en referencia a la gran casa patronal que se encontraba a un costado de la población. Los restos de dicha casona fueron demolidos hace escasos días, en septiembre de 2021.


Aunque cultivaba un perfil más bajo, la Primera Dama también constituía uno de los principales íconos culturales de la época, siendo referenciada constantemente en los mitines políticos de la Unidad Popular y en los cánticos de la oposición, la mayoría de las veces en tono satírico u ofensivo. El Campamento Tencha Bussi de Renca tuvo una vida más bien corta, pasando a ser conocido con posterioridad como el Campamento Villarrica.

Rodrigo Saavedra @fotosdetaller


Caso aparte es el de Villa Salvador Allende, uno de los proyectos emblemáticos de la Corporación de Mejoramiento Urbano (CORMU) que originalmente proyectó la construcción de 2.150 departamentos. Edificado en tiempo récord entre 1971 y 1972 en terrenos comprados a la familia Iracheta, se convirtió en un verdadero barrio modelo por su alto estándar de construcción y habitabilidad, distando mucho de los barrios que lo rodeaban. Cumpliendo lo dispuesto por la Junta Militar en el decreto n°418 que ordenaba el cambio en los topónimos de origen marxista, recibió el más acotado y ligeramente religioso nombre Villa El Salvador.

Es el barrio más antiguo de esta lista, pero también uno de los más tradicionales. Pese a que no existe consenso respecto a la fecha en que fue fundada, la mayoría de los descendientes de los fundadores concuerdan en que fue entre junio y julio de 1947. Para los obreros pampinos y mineros de Atacama, la mayoría de militancia comunista, no hubo muchas dudas respecto a como debía llamarse el barrio, y así nació la Población Luis Emilio Recabarren.

Un año después de la toma, el terreno fue comprado por los vecinos a los dueños del fundo, instalándose de manera definitiva en sus sitios particulares. Además se reservó espacio para una sede social y la sede del Partido Comunista, desde donde se organizaron y se prestó ayuda a las otras tomas surgidas a fines de los 60’s, como la Primero de Mayo. Uno de sus primeros y más conocidos habitantes fue el entonces Diputado en ejercicio Alfredo Escobar Zamora, que residió en el lugar hasta avanzada edad, falleciendo en su casa en 1986.

Tras la toma del poder por parte de la Junta, el barrio pasó a ser conocido como Pedro Aguirre Cerda, adoptando el nombre de la calle central de la población. Esta a su vez había sido llamada así en los tiempos fundadores, en agradecimiento al alcalde de militancia Radical, que junto a los regidores comunistas habían respaldado la toma y mejorado los servicios públicos.

El 17 de abril de 2019 el Concejo Municipal de Renca aprobó la recuperación de su identidad original, volviendo a ser oficialmente reconocida como Población Luis Emilio Recabarren

También fueron renombrados el Campamento Martin Luther King, conocido hasta hoy como la Población Aníbal Pinto, El Loteo Pueblo Hundido que se convirtió en la Población Victoria y el Campamento Rafael Freud, actual Villa Esperanza.


Como dato anecdótico, el Departamento Poblacional de la Municipalidad de Renca ordenó cambiar el nombre a la Calle “Altamirano” por Maquinista Eugenio Watts, considerado pionero de la locomoción a vapor en el país. Aparentemente los funcionarios asociaron la calle con la figura de Carlos Altamirano, Senador y Secretario General del Partido Socialista, desconociendo su verdadero origen en la persona de Eulogio Altamirano, primer Director de la Empresa de Ferrocarriles del Estado. A petición de los vecinos tras el retorno a la democracia y en conformidad con EFE, la calle recobró su nombre original.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: