LOCAL

Condenan a 15 años de presidio a autor de homicidio en Renca que fue motivado por orientación sexual de la víctima

A 15 años de cárcel fue condenado Luis Alejandro Muñoz Huenán como responsable del homicidio de un joven ocurrido en febrero de 2020 en la comuna de Renca, crimen que tuvo como motivación la orientación sexual de la víctima.

A las penas de 15 años y 10 años y un día de presidio efectivo, respectivamente, fueron condenados Luis Alejandro Muñoz Huenán y Mario Orlando Pino por el Segundo Tribunal del Juicio Oral en lo Penal de Santiago, como responsables del homicidio de un joven ocurrido el 16 de febrero de 2020 en Renca, región Metropolitana, y cuya motivación del crimen fue la orientación sexual de la víctima.

Según lo informado por el tribunal, Muñoz Huenán “acosó a Miguel Ángel Miranda Bustos y a su pareja Carlos Morales Riveros, increpándolos e insultándolos por considerar a ambos homosexuales, a lo cual Carlos Morales devolvió los insultos y debió alejarse del lugar e ingresar a la casa en donde vivía, producto que Muñoz Huenán comenzó a perseguirlo para lesionarlo con un elemento contundente”. Acto seguido, el fallo añade que una vez fuera del inmueble Miguel Ángel Miranda Bustos intentó calmar -sin éxito- al victimario, iniciándose una pelea a mano limpia entre ambos.

Miguel Ángel Miranda (QDEP)

Lo anterior, derivó en que momentos después “Mario Pino Garrido extrajo un cuchillo y le propinó un corte en la cabeza a Miranda Bustos cuando le daba la espalda, para posteriormente pasarle dicha arma blanca a Muñoz Huenán, con la que este lo apuñaló a la altura del hemitórax izquierdo, lesionando pericardio y ápex cardiaco, dándose a la fuga del lugar ambos sujetos. Miguel Miranda Bustos falleció a las 17:08 horas de ese día por herida cardiaca corto penetrante, causada directamente por Muñoz Huenán”.

De acuerdo a lo informado por Anaclaudia Gatica, jueza del Segundo Tribunal del Juicio Oral en lo Penal de Santiago, en el juicio no se acreditó que Pino “hubiese tenido esta discriminación u homofobia en contra de la víctima”. “Si bien eso no se acreditó, de todas maneras era culpable del delito de homicidio, porque los dos contribuyeron a la muerte de la víctima”, añadió.

“Si bien las condenas nunca cumplen las expectativas, menos cuando una persona pierde la vida, valoramos en que en este caso se hubiese aplicado la agravante de la Ley Zamudio”, señaló el encargado de DDHH del Movilh, Ramón Gómez, definiendo como algo “poco usual” la aplicación de dicha agravante. A ello, añadió que “creemos que el tribunal y la Fiscalía, al menos en este caso, lograron comprender como opera la homofobia en los delitos”.

El tribunal –integrado por los magistrados Valeria Alliende Leiva (presidenta), Pablo Toledo González y Anaclaudia Gatica Collinet (redactora)– aplicó, además, a Muñoz Huenán y Pino Garrido las accesorias legales de inhabilitación absoluta perpetua para cargos y oficios públicos y derechos políticos y la inhabilitación absoluta para profesiones titulares mientras duren las condenas.

Una vez que el fallo quede ejecutoriado, el tribunal dispuso que se proceda a la toma de muestras biológicas de los sentenciados para determinar sus respectivas huellas genéticas e incorporación al registro nacional de ADN de condenados. Además, se decretó el comiso de la especie incautada.

El tribunal dio por acreditado, más allá de toda duda razonable, que alrededor de las cuatro de la tarde del 16 de febrero de 2020, “en la intersección de Chungará con Topocalma, comuna de Renca, Luis Muñoz Huenán acosó a Miguel Ángel Miranda Bustos y a su pareja Carlos Morales Riveros, increpándolos e insultándolos por considerar a ambos homosexuales, a lo cual Carlos Morales devolvió los insultos y debió alejarse del lugar e ingresar a la casa en donde vivía, producto que Muñoz Huenán comenzó a perseguirlo para lesionarlo con un elemento contundente.

Una vez fuera del inmueble ubicado en calle Chungará, Muñoz Huenán intentaba ingresar al domicilio para agredir a Carlos Morales, mientras que Miguel Ángel Miranda Bustos intentaba calmarlo, siendo infructuoso, comenzando una pelea entre ambos a mano limpia, momentos después Mario Pino Garrido extrajo un cuchillo y le propinó un corte en la cabeza a Miranda Bustos cuando le daba la espalda, para posteriormente pasarle dicha arma blanca a Muñoz Huenán, con la que este lo apuñaló a la altura del hemitórax izquierdo, lesionando pericardio y ápex cardiaco, dándose a la fuga del lugar ambos sujetos. Miguel Miranda Bustos falleció a las 17:08 horas de ese día por herida cardiaca corto penetrante, causada directamente por Muñoz Huenán”.

En la determinación del quantum de pena a imponer a ambos condenados, el tribunal tuvo en consideración: “Que el delito de homicidio simple, en grado consumado, de conformidad con el artículo 391 N° 2 del Código Penal, se sanciona con la pena de presidio mayor en su grado medio, es decir, de 10 años y un día a 15 años –pena modificada por la Ley N° 20.779, publicada con fecha 17 de septiembre de 2014, aumentándose la pena de presidio mayor en su grado mínimo a medio–“.

“Que en el caso del encartado Mario Pino Garrido, al no beneficiarle ninguna circunstancia atenuante y ninguna agravante, el Tribunal puede recorrer toda la pena en su extensión, dentro del rango establecido de presidio mayor en su grado medio. En este sentido, si bien el Tribunal consideró que este imputado tuvo participación en el homicidio de la víctima en calidad de autor, según el artículo 15 N° 1 del Código Penal, no es menos cierto que Mario Pino no fue quien inició la agresión, no tuvo motivación homofóbica y no fue quien propinó la estocada mortal, razones por las cuales se le impondrá la pena en su mínimum”, añade.

Para el tribunal, en cambio, a Muñoz Huenán lo perjudica la agravante del artículo 12 N° 21 del Código Penal; esto es, por haber obrado motivado por la orientación sexual de la víctima.

“Que, en el caso del encartado Luis Muñoz Huenán, al beneficiarle una circunstancia atenuante y perjudicarle una agravante, ambas se compensan racionalmente, por lo que la pena queda dentro del rango establecido por la ley, esto es, presidio mayor en su grado medio, pudiendo el Tribunal recorrer toda la pena en su extensión”.

“En este sentido –prosigue–, el Tribunal impondrá la pena en su máximum, debido a que Miguel Ángel Miranda era un joven de tan solo 23 años de edad y tenía toda una vida por delante, los hechos comenzaron por parte de Luis Muñoz, fue un ataque sumamente cobarde de su parte, premuniéndose de tubo de pvc con cemento, posteriormente con palo de madera, peleando el ofendido con este a manos limpias –a raíz de que este imputado quería ingresar al domicilio de Jenny Vargas para agredir a su pareja, lesionando también a esta señora, es decir, legítima de defensa de terceros–, siendo ‘auxiliado’ así por Mario Pino, solicitándole a Pino, incluso después de que la víctima ya había sido agredido por este último, el cuchillo de grandes dimensiones que portaba, atacando así a la víctima directamente y también lesionando a su padre, todo lo cual implica un ataque sumamente alevoso y cobarde, razones por las cuales amerita en atención a la mayor extensión del mal causado, que se le imponga la pena en el máximum dentro del rango de presidio mayor en su grado medio”.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: